Fabricar un pie de gato no es algo sencillo. Un zapatero con experiencia puede llegar a fabricar un pie de gato completo de forma artesanal tras mucho trabajo y esfuerzo, disponiendo de todas las herramientas y conocimientos que esta profesión requiere.

En el caso que nos ocupa, vamos a ilustrar el trabajo realizado por un artesano paso a paso

FASE 1: fabricación de las hormas

En primer lugar, y quizá el paso más complejo e importante de todos, es la fabricación de la horma. La clave del éxito de la comodidad del pie de gato que finalmente consigamos fabricar será en gran medida en función de lo consguida que esté la horma.

Se realiza una para cada pie, ya que como sabeis, cada pie tiene una forma distinta (seguro que habeis notado que teneis un pie más grande que otro, y ese es el que debeis probar a la hora de comprar calzado).

Las hormas se realizan con unos tacos de madera del tamaño adecuado, y preferiblemente con una madera que no sea dura, para que así sea más facil trabajarla.

Realizar una plantilla

El primer paso de esta fase es realizar una plantilla de cada pie. Para ello utilizaremos un carton o cartulina, donde dibujaremos el contorno del pie.

Como fabricar pies de gato artesanos

Una vez dibujado el contorno de cada pie, recortamos con cuidado y se lijan los bordes para tener un buen acabado de la plantilla.

construccion de pies de gato

Trasladar la plantilla a un taco de madera

Ahora es cuando se traspasa el contorno de la plantilla al taco de madera que acabará siendo la horma.

Se dibuja el contorno en el taco y se comienza a eliminar material para ir acercándonos a la forma final de un pie de gato.

construccion de pies de gato

 Darle la curvatura deseada a la planta

La intención del artesano que está creando estos pies de gato es que sean muy técnicos, por lo que habrá que darle una curvatura a la planta bastante pronunciada.

Por esta razon se crea otro molde para la curvatura de los pies de gato.

fabricar pies de gato

Tras terminar el molde de la curvatura de la planta de los pies de gato, debemos traspasar esa curvatura a la planta de cada horma.

fabricacion pies de gato

 Definir alzado y darle el volumen final a la horma

Ya tenemos la planta y el perfil definidos. Ahora nos hace falta un alzado para darle a las hormas la forma de la parte superior del pie, es decir, del empeine.

Para consegir esto, usamos el molde de la curvatura de la planta como base, y dibujamos una plantilla del contorno superior del pie.

Aqui llega la parte más compleja del proceso, ya que ahora, para obtener de una forma fidedigna una horma de nuestro pie, debemos actuar como “escultores”, esculpiendo, en base a todas las lineas, perfiles y alzados que hemos recopilado de nuestro pie, la forma de un pie real.

fabricacion pies de gato

Desbastando y lijando una y otra vez, podemos llegar, con mucha paciencia y cuidado, a una horma bastante refinada, con unas dimensiones similares a nuestro pie.

En caso de que se te haya ido la mano con el formon, o hayas lijado demasiado, se pueden enmendar los errores añadiendo algo de espesor con resina o trozos de cuero. Esto tambien lo podemos hacer si queremos llevar alguna zona en concreto más holgada.

FASE 2: fabricación del pie de gato

 

Fabricación de las suelas

Para fabricar las suelas de nuestros pies de gato, volvemos a hacer uso de las plantillas iniciales, y trasladamos el contorno del pie a una lamina de suelas de cuero de 3 mm.

Hay que lijar de forma cuidadosa los bordes para un buen acabado.

fabricacion pies de gato

Obtener el desarrollo de las superficies y despiezado

Ahora viene un paso curioso y divertido: para obtener las dimensiones de las piezas que conforman el pie de gato (laterales, lenguets, etc.) lo que se hace es cubrir la horma con cinta de carrocero, como si estuviesemos creando esas piezas, esas superficies, con esta cinta. Primero la lenguesta, despues los laterales, etc.

Una vez hemos hecho este trabajo, con un cuter se van retirando esas plantillas de las futuras piezas de cuero de nuestros pies de gato.

Con esas plantillas en la mano, trasladamos sus dimensiones a las piezas de cuero que conformarán el gato. Es importante que las piezas sean fáclies de aplanar (geometrías de una sola curvatura que pueden asimilarse a un cilindro), porque si no estaremos hablando de piezas de doble curvatura, que no pueden trasladarse directamente sobre el papel o una superficie plana, y habrá que hacer cortes en ciertas zonas para poder trasladarlas a un plano.

fabricacion pies de gato

Lo bueno de la piel y el cuero es que siempre dan algo de si, y esa propiedad nos ayudará a que el resultado final sea mejor que el esperado. Además, una vez en uso, sabeis que estos materiales ceden y se amoldan, pero en cualquier caso… ¡hay que ponerles las cosas fáciles!

El cosido del pie de gato

Lo mejor es realizar el cosido con una maquina que pueda coser cuero. Pero como este equipo no es muy común a no ser que seas profesional del sector, pues seguramente tocará hacerlo a mano. Para hacerlo a mano se emplea un punzón y una aguja.

Primero hay que hacer los agujeros con el punzon. Se tienen que hacer equidistantes del borde y entre ellos. Si hay encuentros entre dos o mas piezas, se ponen encima y se punzonan a la vez, para que coincidan a la perfección los agujeros.

Los agujeros de las suelas es mejor hacerlos con un taladro fino, tipo dremmel o similar, pues con punzón es extremadamente dificil. Se puede aprovechar y poner las dos suelas juntas para hacer los agujeros de ambas a la vez.

El cosido se realiza pasando la aguja con el hilo dos veces por cada agujero.

Los agujeros de los cordones se realizan mejor con un sacabocados. La lengueta es recomendable que sea bastante gruesa o acolchada, para evitar que los cordones nos hagan daño al apretarlos.

fabricacion pies de gato

En este caso se le ha añadido un refuerzo a la zona de los cordones para que el cuero no se rompa y dure más.

El ensolado de goma

Y ahora viene cuando la matan. En ensolado de goma es quizás la parte del proceso que más va a hacer que el resultado parezca más o menos profesional.

Se pueden usar cámaras de bicicleta o si se puede encontrar, goma de al menos 3 mm de espesor, con la que principalmente deberemos hacer la media suela delantera y el talón.

Para la media suela delantera, mejor usar dos láminas de 3mm. Aunque si podemos llevar los pies de gato a un zapatero, que suelen tener gomas gruesas, y pedirle que nos ponga la media suela delantera el resultado será mejor.

Se realiza el pegado de estas piezas con una buena cola. Lo ideal es aplicar las piezas con la cola, y enrrollar el pie de gato en su horma o con un relleno, con un film o cinta, realizando presión, para que durante el secado cada pieza esté en su sitio.

Resultado final de la fabricación de pies de gato artesanales

Una vez se han secado (24h), se retira la cinta o film y miramos el resultado final. Quizá haya que lijar un pco aquí y un poco allá, pero si has seguido todos estos pasos, es posible que el resultado final que te encuentres sea como este:

fabricar pies de gato(fuente: www.fendetestas.es)

Y eso es todo amigos! Espero que os haya gustado el artículo, y si es así, no olvideis en darle al +1, tuitear y seguirnos en Google+ y demás redes sociales!

About

En época de crisis, reparar tus pies de gato puede ser la mejor opción, al menos la más económica, para poder seguir escalando sin tener que comprar unos pies de gato nuevos. En repararpiesdegato.com os contamos todo lo relacionado con esta noble labor realizada por artesanos y escaladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¡Siguenos en nuestras redes sociales!

Te mantendrás al tanto de todo o nuevo que vayamos publicando sobre el mundo del pie de gato.